La importancia de la técnica en la Natación

La importancia de la técnica en la Natación

Cada día somos más conscientes de la necesidad de practicar deporte para mejorar nuestra salud. En la era de la tecnología, por todos los medios nos informan de la importancia de dejar a un lado un estilo de vida sedentario y realizar alguna actividad física que nos ayude a mejorar nuestra calidad de vida. Los nuevos centros deportivos han evolucionado, y ya no son un simple gimnasio donde el entrenamiento de musculación es el único objetivo que se persigue, sino que cada vez son más completos, mejor equipados y con más servicios para poder cubrir la demanda de sus clientes en función de sus necesidades.

La Biomecánica en la Natación

El culto al cuerpo, mejorar nuestro rendimiento y mejorar nuestra salud son los motivos más importantes por los que nos aventuramos a comenzar cualquier práctica deportiva. Pero, ¿Solo con realizar deporte estamos consiguiendo los objetivos?

Todo deporte tiene su Biomecánica y realizar cualquier deporte sin supervisión técnica puede provocarnos lesiones, frustración y efectos adversos a los objetivos que buscamos, sobre todo en principiantes que aun no conocen los límites de su propio organismo, y la natación, no es una excepción.

Alguna vez hemos oído hablar de los beneficios que nos ofrece realizar actividad física en el medio acuático. Además de mejorar nuestro sistema cardiovascular, respiratorio, hormonal, etc., es en el agua donde se tratan muchas patologías, sobre todo las relacionadas con el aparato locomotor y la espalda, pero ¿qué pasa cuando no se realiza un nado correcto?

Cada vez son más los que practican la natación por prescripción médica, pero no nos damos cuenta que si no realizamos un nado correcto, podemos empeorar la lesión o patología en cuestión, o provocarnos otras que no teníamos. Por otro lado, otros tienen la necesidad de mejorar sus resultados, ya sean nadadores, triatletas, o participantes de carreras populares que se proponen un reto personal. La técnica de nado es la herramienta más efectiva que tenemos para mejorar y conseguir nuestros objetivos, por lo que, un estudio de la técnica, nos indica que estamos haciendo bien, y que tenemos que mejorar.

Por eso, comenzamos aquí una serie de artículos en los que iremos dando las pautas necesarias para mejorar la técnica de nado en los cuatro estilos. En cada uno de ellos, iremos desgranando pequeños aspectos técnicos que nos ayudarán a mejorar nuestro nado, para que la práctica de la natación sea segura y efectiva, ya sea para prevenir lesiones como para mejorar nuestro rendimiento.

En nuestra siguiente publicación, veremos la importancia del rolido en los estilos de crol y espalda. Mientras tanto, espero que sigan disfrutando de la natación y del deporte en general.

 

Miguel A. Alcón Villegas

Licenciado en CC. De la Actividad Física y el Deporte

Entrenador personal y técnico Viding La Rosaleda