Tratamiento de Isquiotibiales cortos

El Sindrome de Isquitibiales cortos es un acortamiento de los músculos isquiotibiales, que están formados por el Biceps Femoral, el semitendinoso y el semimembranoso.

Estudio biomecanico Musculos que componen isquitibialesPodemos hacer una comprobación simple si queremos llegar al suelo con la punta de las manos, con piernas rectas,y nos sentimos rígidos  quedando a más de 15 cm del suelo.

Como hacer el tratamiento de los Isquitibiales cortos

En primer lugar tenemos que cerciorarnos haciendo un estudio biomecánico de la pisada para descubrir de que estamos ante un síndrome de isquiotibiales cortos y no otra patología de sintomatología similar.

Para empezar  tendremos que ablandar los músculos de la espalda y de las piernas, la musculatura de esta zona suele estar mus tensa y es el primer paso para poder normalizar tanto las extermidades inferiores como la cadera y vertebras lumbares.

En segundo lugar, segun los resultados del estudio biomecanico procedemos a estirar aquellos que afectan a la zona, que normalmente son los músculos de la cadera y de la parte baja de la espalda, para continuar con los isquitibiales.

En tercer lugar como el acortamiento de isquiotibiales cambia la estática de la cadera y de las lumbares, tendremos que normalizar estas, con movilizaciones articulares y si es preciso normalizaciones osteopáticas, para dejar lo más estable posible la cadera que es el nacimiento de estos músculos.

Terminaríamos el tratamiento con la protección de las zonas afectadas con vendaje neuromuscular, la lógica nos pide como norma general que realicemos un vendaje para relajar los músculos isquiotibiales.

Pero como la mayoría de las ocasiones la gente cuando acude a la consulta no es por dolor de piernas, sino de lumbares, aunque la causa sea un acortamiento de isquios, creo que no estaría de más realizar un vendaje neuromuscular de la zona lumbar para proteger y acelerar la desaparición del dolor en esta zona.

Teniendo muy en cuenta que aunque el dolor lumbar mejor rápidamente, que suele ser los más frecuente, hay que advertir al lesionado que el problema no ha hecho más que comenzar a solucionarse y seguramente tendremos que seguir con las sesiones durante varias semanas hasta que esté totalmente solucionado. Es evidente e imprescindible que el paciente se implique directamente en su lesión participando con los ejercicios, generalmente solo estiramientos que tendrá que realizar a diario para una buena y rápida recuperación.

Fuente: Director del CETECMA