Biomecánica y fisioterapia acuática

Biomecánica y fisioterapia acuática

La Biomecánica en agua. Estudios Biomecánicos

La biomecánica en este medio líquido es totalmente diferente, lo cual se aprovecha para trabajar áreas propioceptivas y de tejidos blandos con una mayor funcionalidad.

Estudio agua

Cuando hablamos de fisioterapia acuática o hidroterapia, nos referimos a actividades acuáticas con fines terapéuticos y/o de estabilización en enfermedades agudas o crónicas, donde el medio físico empleado es el agua y del cual, se aprovechan una serie de principios y propiedades que benefician a la patología a tratar.

FISIOTERAPIA ACUÁTICA

Algunos de esos principios y propiedades son:

  • Diseño del ejercicio acuático Vs terrestre.
  • Peso específico.
  • Equilibrio en flotación, palancas en flotación.
  • Porcentajes de descompresión por inmersión.
  • Resistencia al movimiento en inmersión.
  • Presión hidroestática.
  • Gasto energético por termorregulación.
  • Profundidad
  • Diseño del vaso ( perímetro y rebosadero)
  • Temperatura del agua (26,5º-28,5º, 32.5º, 36º)
  • Fuerza de flotación

Cambios fisiológicos del ejercicio en agua caliente 

Estos principios van a aportar beneficios a una serie de patologías y situaciones, como:

Patología subaguda y crónica que requiere una recuperación y/o mantenimiento funcional en ausencia de gravedad y de forma continuada, que no obtiene atención asistencial, ni fisicodeportiva.

  • Servicios complementarios a otros tratamientos con fisioterapia
  • Servicios de asesoramiento terapéutico a las actividades fisico-deportivas
  • Servicio asistencial en fisioterapia del deportista.
  • Control del servicio de hidroterapia y spa.

estudio biomecánica aguaUna vez se tiene un diagnóstico exhaustivo e individualizado del paciente a tratar, lo importante para desarrollar el método de trabajo, es redactar los objetivos a conseguir.

Estos objetivos se basan en la normalización y estabilización de los tejidos afectados por la patología en cuestión, siguiendo la dinámica de la minimización de la clínica presente y la maximización de las cualidades de los tejidos que ya están normalizados y estabilizados; ya que según varios estudios, se ha comprobado que se obtienen mejores resultados que si nos centramos sólo en aquello que no está estable ni normalizado.

Llegados a este punto, el método de trabajo se basa en el ejercicio acuático terapéutico.

Este método se compone de una serie de fases, según los objetivos planteados y se desarrolla en ciclos de diferente duración; por ello es muy importante, controlar la periodicidad (nº de veces al día y a la semana) y la sistematización (nº de series y de ciclos).

Ejercicios biomecánicas bajo aguaEn base a todo lo citado anteriormente, se desarrollan los ejercicios a realizar por cada paciente según su patología, divididos en 3 fases (calentamiento, parte principal y enfriamiento).

Para todo ello, es necesario realizar una continua valoración con pruebas objetivas para ir consiguiendo los objetivos planteados e irlos cambiando según sea necesario.

En mi opinión, basada en la evidencia y experiencia aplicando este tipo de terapia en pacientes concretos con diferentes patologías, he de admitir que es un método de trabajo muy positivo en patologías físicas, ya que permite alcanzar en menor tiempo y con mayor facilidad, objetivos que en consulta tardaríamos más tiempo.

Además, influye de manera positiva en el ámbito psicológico de la persona, llegando a sentirse más cómoda, relajada y disfrutando de la sesión, conforme comprueba mejoras en su estado de lesión; lo cual influye directamente en la recuperación global y funcional del paciente.

 

Artículo realizado por:

Arantxa Mateo Muñoz

Fisioterapeuta de Centro Médico Viding La Rosaleda colegida nº 4377

Experta en Fisioterapia Deportiva.

Mª del Monte Expósito Muñoz

Fisioterapeuta de Centro Médico Viding La Rosaleda colegiada nº 3682

Licenciada en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte.