Categorías
Estudios Biomecanicos

Ortesis plantares o plantillas… ¿A medida?

¿Realmente las plantillas que utilizamos son a medida?

¿Es suficiente con tomar la huella de una persona para realizar unas plantillas a medida?¿Por qué en la mayoría de los casos el profesional que prescribe la plantilla no es el mismo que las adapta y entrega personalmente al paciente? ¿Se pierde información y por tanto posibilidad de éxito en este proceso?

plantillas Ortesis plantares Siempre es buen momento para arrojar un poco de luz a interrogantes que suelen plantear nuestros pacientes en consulta. Muchos acuden con bolsas llenas de plantillas de diferentes profesionales pero pocas son las que realmente se adaptan a la morfología y patología del paciente, lo que genera en ocasiones rechazo y desconfianza hacia este tipo de tratamiento que tan eficaz resulta en los casos que verdaderamente están indicados y en los que se realiza el análisis adecuado.

¿Qué nos puede llevar a pensar que las plantillas que llevamos no son a medida?

  1. No hay dos pies iguales, ni siquiera dentro de una misma persona, por tanto, la plantilla del pie izquierdo debe ser diferente a la del pie derecho. Si superponemos 2 plantillas de una misma persona y son idénticas en materiales, longitud, altura de arco plantar, etc, indicio más que probable de que estemos ante plantillas estándar o en las que no se han tenido en cuenta variables importantes.
  2. Plantillas realizadas bajo prescripción facultativa sin previo análisis biomecánico informatizado de la huella plantar, centro de gravedad, análisis de marcha e incluso de la carrera o gesto técnico concreto, ni toma de molde exacto del pie, difícilmente puedan ser plantillas a medida al carecer de información suficiente para realizarlasanálisis biomecánico plantillas
  3. plantillas estudio de la pisadaAparatología empleada en consulta que aunque se sigue usando, deberíamos plantear renovar por los sistemas actuales de medición:
    1. Podoscopio: cajón de metacrilato transparente con un cristal debajo sobre el que nos subimos y mediante un haz de luz (generalmente verde, azul o amarillo) el profesional puede ver nuestra huella plantar. Es un sistema de análisis de la pisada rápido y sencillo pero que en numerosas ocasiones induce a errores, principalmente a la hora de diagnosticar falsos pies cavos cuando verdaderamente son pies valgos. Al ser un sistema de medición estática basado en la reflexión de la luz sobre la presión de la huella, puede dar falsas imágenes de huella que en apariencia nos lleven a diagnósticos erróneos y por tanto a realizar plantillas inadecuadas. Tampoco permite valorar el grado de presión cuantitativa de la superficie plantar, dificultando así la elección de la densidad y grosor del material a emplear para la realización de las plantillas.Podoscopio
    2. Pedigrafía: es una especie de pequeña y fina caja de goma llena de tinta en la que se introduce un folio y al pisar el paciente queda plasmada su huella en el papel. Se puede utilizar tanto en estática como en dinámica pero en ningún caso permite analizar porcentajes de carga, estado del baricentro ni obtener un molde del pie real o en 3 dimensiones, impidiendo así conocer la altura exacta de los arcos plantares.Pedigrafía estudios biomecanicos
  1. Las plantillas tienen repercusión sobre todo el organismo, afectando positiva o negativamente a nuestros miembros inferiores y nuestra espalda, por tanto, siempre que se vayan a realizar unas plantillas se debe hacer un estudio y análisis pormenorizado de todas las estructuras implicadas y de los efectos que queremos causar en ellas. Se recomienda analizar la huella el paciente, el tipo de pie, morfología de sus rodillas, altura de sus caderas y posición de su columna vertebral y cabeza. Este análisis no debe ser solo visual o con Rx, sino que debe realizarse una valoración en tiempo real del movimiento y una exploración en camilla para el análisis de otros parámetros como rangos articulares pasivos y amplitud de movimientos activos. Sería interesante que el profesional sanitario que realice dicha exploración, tenga amplios conocimientos tanto del pie como del resto de estructuras corporales implicadas.

Si el podólogo es el profesional sanitario especialista en las enfermedades y afecciones de los pies,

¿por qué la mayoría de las plantillas que se realizan en España son prescritas por el traumatólogo y elaboradas por ortopedias?

Básicamente porque el podólogo no forma parte del equipo de profesionales que integra el sistema público de salud. Es decir, el que quiere unas plantillas a medida elaboradas por un podólogo, no tiene opción de acceder a ellas por la vía pública, por lo que se ve obligado a hacerlo de forma privada. Esto limita su uso y su difusión entre el personal sanitario de régimen hospitalario y ambulatorio. Hay compañeros sanitarios de profesión que desconocen totalmente el trabajo real que desempeñan los expertos en biomecánica, por lo que no pueden aconsejar a sus pacientes que acudan a este tipo de centros a recibir este servicio.

¿Plantillas que no entran ni en los zapatos?

una plantilla a medida es justamente eso. Por tanto, se debe poder adaptar a todo tipo de calzado que utilice el paciente. Cuando hablamos de todo tipo de calzado es tanto deportivo como laboral, de calle y de fiesta. En ocasiones se recomienda realizar diferentes tipos de soportes plantares porque evidentemente no es la misma horma ni la misma biomecánica funcional de un pie dentro de un calzado de tacón de fiesta que una horma para zapatilla deportiva pero hay materiales y diseños para lo que demande el paciente.

¿Plantillas para toda la vida?

Corrientes terapéuticas como la Biomecánica Funcional Global buscan estímulos correctores propioceptivos y de estructuras blandas que permitan usar las plantillas sólo durante el tiempo necesario para generar una asimilación de los cambios conseguidos con el uso de plantillas. En algunos, es posible utilizar las plantillas durante un mes y una vez comprobado que el efecto corrector se ha producido y asimilado por parte del organismo, retirar las plantillas y no volverlas a utilizar si el paciente lo desea.

No basta con «impresionar» al paciente con medios técnicos de última generación. El proceso de análisis y fabricación de una plantilla comienza desde que el paciente entra por la puerta y observamos su forma de caminar, sentarse y estar de pie, hasta que nos despedimos de él en consulta. Ello requiere de una formación y aparatología específica que garantice un servicio de calidad. Cuando se cumplen estos requisitos, los resultados hablan por sí solos. El desconocimiento dentro del propio personal sanitario dificulta la difusión de este tipo de técnicas que llevan años practicándose pero que al estar fuera del servicio público no gozan del reconocimiento que merecen dentro de esta rueda que conforma la sanidad pública española. Muchos compañeros fisioterapeutas, traumatólogos y rehabilitadores desconocen por completo hasta donde se puede llegar desde el campo de la biomecánica aplicada a la salud de nuestros pacientes.

¿Y tú, todavía no conoces el concepto de Biomecánica Funcional Global? ¿A qué esperas?

Artículo publicado por D. Manuel Pereira Domínguez.

Manuel Pereira- Experto estudios de la pisadaDirector del Area de Biomecánica Deportiva del Hospital Victoria Eugenia de Sevilla. Director de centros Clínica Global. Podólogo, Fisioterapeuta y Osteópata C.O.

 

 

 

Categorías
Estudios Biomecanicos

Biomecánica e insuficiencia funcional 1º radio

Periostitis tibial y estudios biomecánicos

Entendemos por primer radio el complejo articular formado por 1º cuña + 1º metatarsiano + falange proximal del 1º dedo (algunos autores también incluyen los huesos escafoides y astrágalo).

estudio de la pisada pieEn los estudios biomecánicos de la pisada es sumamente importante valorar el comportamiento de este complejo articular que nos permite tanto adaptarnos a terrenos irregulares gracias a su flexibilidad, como facilitar el despegue del pie rigidificando la estructura.

Lesiones como la periostitis tibial (inflamación y /o degeneración del periostio: envuelta del hueso llamado tibia + alteración directa o indirecta del músculo tibial posterior) son ocasionadas en su mayoría no sólo por un aumento excesivo de carga e impactos reiterados sino como consecuencia de una mala biomecánica (hiperpronación en fase de medioapoyo principalmente) o gesto técnico erróneo producto de descompensaciones musculares o alteraciones articulares que generan por ejemplo, insuficiencia funcional del primer radio en fase de despegue.estudio de la pisada plantilla

 Músculos como el tibial posterior o los flexores corto y largo del primer dedo son responsables directos del mantenimiento del arco plantar. Estos músculos se insertan o están íntimamente relacionados con el 1º radio del pie, por lo que se antoja esencial un óptimo equilibrio entre todas las partes.

¿Cómo podemos saber si realizo un despegue funcional o no con mi antepié durante la actividad deportiva?

Basta con analizar la huella tanto en estática como en dinámica y observar el comportamiento de estas estructuras anatómicas. Acompañado siempre de una buena anamnesis y exploración manual para valorar movilidad y variantes anatómicas de esas estructuras. Pie griego, pie egipcio o pie cuadrado a grandes rasgos van a jugar también un papel determinante en la biomecánica del primer radio y del pie en general.

El calzado y un correcto gesto técnico deportivo también serán factores a tener en cuenta.

estudio de la pisada mapa de calorSi tienes lesiones del tipo periostitis tibial, sobrecarga recidivantes en la musculatura posteior de la pierna (gémelos, sóleo, etc) o lumbalgias bajas de repetición, deberías empezar a plantearte si tu primer radio es funcional a la hora de hacerle entrar en acción o no.

D. Manuel Pereira Domínguez.

Podólogo, Fisioterapeuta y Osteópata C.O. Experto en Biomecánica y Posturología Deportiva.       Director de Centros Clínica Global, Centro Médico Viding y Unidad de Biomecánica del Deporte del Hospital Victoria Eugenia de Sevilla. Docente del concepto Biomecánica Funcional Global.

Categorías
Estudios Biomecanicos

Biomecánica y centro de gravedad corporal

El centro de gravedad en un Estudio Biomecánico

El centro de gravedad es un punto que representa el eje del peso de un objeto, y a su vez es el punto donde todas las partes se equilibran, Además, en el cual todo el peso corporal se concentra y donde todos los planos del cuerpo se intersectan unos a otros.

centro de gravedad biomecanicaEn un estudio biomecánico, podemos analizar no sólo la posición y desplazamiento del centro de gravedad durante la bipedestación prolongada, sino cómo se comporta este en las diferentes fases de la marcha y la carrera. Esto va a permitir conocer el comportamiento del cuerpo en general ante un estrés físico determinado y las implicaciones musculares que llevan consigo.

Un buen funcionamiento y disposición de los captores posturales (vista, oído, ATM, pies) va a permitir una mejor ergonomía postural y en consecuencia un centro de gravedad estable. Cualquier alteración en este sentido inducirá un mayor gasto energético y estrés musculoesquelético que facilitará la aparición de lesiones. El mínimo gasto de energía se consigue cuando un cuerpo se mueve en línea recta, sin que el centro de gravedad se desvíe, tanto para arriba como para abajo, como de un lado a otro. La musculatura agonista-antagonista debe guardar un equilibrio funcional que facilite un gesto técnico concreto, así como una acción correcta de los músculos posturales especialmente implicados.

pie-calor-estudio-de-la -pisada   biomecanica

¿Quieres conocer cómo está tu centro de gravedad?

¿Llevas tiempo con una lesión y no sabes qué hacer para evitar recaídas? Empieza por conocer cómo está tu centro de gravedad corporal, te ayudará a entender muchas cosas.

Recuerda siempre que los estudios biomecánicos deben ser realizados por profesionales de la salud acreditados y con formación específica: podólogos, médicos y fisioterapeutas principalmente. Evita estudios en tiendas de calzados deportivos que confunden la salud con el marketing y las ventas de productos. ¡Cuídate!

Más información en http://estudiobiomecanico.es

Artículo publicado por:

  1. Manuel Pereira Domínguez.

*Podólogo, Fisioterapeuta y Osteópata C.O. Experto en Biomecánica y Posturología Deportiva.

*Director de centros Clínica Global, director de Centro Médico Viding, Director de la Unidad de Biomecánica del Deporte del Hospital Victoria Eugenia de Sevilla.

Categorías
Estudios Biomecanicos

Correr Descalzo-Minimalismo-Barefoot Running.

Correr Descalzo, minimalismo, Barefoot Running, cualquiera de estos términos resulta válido para expresar esta forma de entender tu cuerpo y ponerlo en práctica durante la carrera. Cuando uno se adentra un poco más en este concepto, más que una forma de correr, se podría definir como una forma de vida: despertar tus sentidos mejorando tu propiocepción, minimizando impactos y acelerando procesos de recuperación en busca de nuevos límites físicos y psíquicos, todo ello iniciado desde los pies.

El objetivo no es correr descalzo, sino mejorar la forma de correr y con ello la posibilidad de desechar calzados deportivos actuales que quizás mermen nuestras capacidades sensitivas, optando por calzados más ligeros, flexibles, amplios, drop no superior a 4mm y sin soporte de arcos, que permitan una total movilidad del pie o hacerlo sin nada que evite el contacto directo de nuestra piel plantar con el terreno sobre el que nos desplazamos.

Estudio Biomecánico del Barefoot Running

En los últimos años he tenido la oportunidad de estudiar, analizar, tratar y validar en pacientes los efectos de esta corriente: mejora de la propiocepción, coordinación y desarrollo de músculos lumbricales e interóseos del pie que contrastaban en muchos casos con lesiones tipo metatarsalgias, periostitis tibiales y tendinosis. ¿Por qué estos contrastes en unos y otros?

Resulta imprescindible ser conscientes que para llegar a correr descalzo, existe un trabajo previo que requiere dedicación, análisis y estudio. Cuando vemos a un gimnasta profesional hacer ejercicios sobre una barra, anillas, potro o similar, parece estar volando debido a la naturalidad con la que ejecuta dichas figuras. No obstante, seguro que todos somos conscientes de la dificultad que acarrean estas maniobras y a ninguno se nos ocurriría colgarnos de una barra e intentar dar las mismas vueltas sin una preparación previa orientada por profesionales. ¿Por qué entonces sí está ocurriendo eso en el minimalismo?

Si me permitís una apreciación personal, el problema del minimalismo radica en que su extrema complejidad hasta alcanzar un estado de equilibrio se ve enmascarada por el hecho de que el gesto técnico resulta aparentemente sencillo.

¿Cómo no voy a ser capaz de correr descalzo y sobre la parte anterior del pie?

Al no ser ese el concepto, acabamos lesionándonos o simplemente perdiendo la paciencia, catalogando por tanto a este concepto como una simple “moda” sólo apta para cuatro “frikis” naturalistas.

Cada persona responderá y evolucionará de forma diferente al iniciarse en esta disciplina, pero se podría hablar de un período de varios meses y en determinados casos años hasta alcanzar una técnica adecuada. Repito, meses o incluso años. Eso no implica que las sensaciones y resultados aparezcan mucho antes, pero hay que ser pacientes y disciplinados.

Podríamos tomar como referencia la “Guía para correr descalzo-minimalista” elaborada por 2 corredores experimentados, los cuales merecen toda mi admiración y reconocimiento por su simplicidad y capacidad de transmitir al lector. Es por ello que la recomiendo encarecidamente a todo aquél que esté interesado en la materia (www.correrdescalzo.es/guia-para-correr-minimalista-y-plan-de-transicion-para-correr-natural-version-completa-ilustrada/). En ella se hace referencia a cómo iniciarse y qué técnica de carrera es la más adecuada, por lo que obviaremos este tema y nos centraremos en las 4 fases que establecen durante el proceso de adquisición de estas capacidades:

  1. Descubrimiento: conocer tu cuerpo y la forma en que se mueve. Requiere horas de estudio y análisis de conceptos teóricos que a continuación pondremos en práctica.
  2. Adaptación: hay que  romper el “silencio propioceptivo” que durante años nos ha ocasionado el calzado convencional.  Nacemos sin zapatos en los pies, ¿es necesaria tanta protección a todas horas? Ha llegado el momento de andar y correr descalzo, siguiendo una rutina y parámetros técnicos establecidos previamente bajo supervisión de profesionales en la materia.
  3. Transición: nuestros pies empiezan a despertar de su letargo sensitivo. Dominar el “pawback”, no estirar nunca a rodilla por completo , ejercicios como el “100up minor”, “100up major”, uso de calzado minimalista y validaciones constantes de si nuestra técnica de carrera es correcta nos irán acercando al cuarto y definitivo punto.
  4. Asimilación: tras meses de adaptación y transición, hay que preguntarse si todavía existen molestias a la hora de correr (si es que alguna vez las hubo).Fundamental saber diferenciar cuándo las molestias son producidas por la falta de adaptación muscular y cuándo se deben a una mala ejecución de la técnica de carrera. Las molesitas suelen ser debidas a un conocimiento erróneo de la técnica.

En definitiva: cualquier deportista debe ser consciente que toda actividad física supone un desgaste, una oxidación  y por tanto la posibilidad de lesionarnos. Este riego se minimiza cuando dicha actividad va precedida de conocimientos  y capacidades teorico-prácticas. Todo ello bajo la supervisión de profesionales especializados. Debemos formarnos al respecto pues las lesiones que presentará un corredor minimalista dista mucho de las de uno convencional y debemos conocer la esencia de esta técnica para su abordaje y tratamiento.

Manuel Pereira Domínguez.

Podólogo, Fisioterapeuta (colegiado 3.365) y Osteópata C.O. Experto en Biomecánica y Posturología.

Director de Centros Clínica Global, Centro Médico Viding y de la Unidad de Biomecánica Deportiva del Hospital Victoria Eugenia de Sevilla.